Me falto locura

El año 2018 paso a toda velocidad, ocurrieron muchas cosas que me tuvieron tan absorto en lo que hacia, que el tiempo paso casi sin advertirlo.

Hoy cuando reviso las tareas y pendientes, veo que aunque yo siempre trato de pensar de manera disruptiva, creo que me falto mas “locura”.

Creo que pude haber sido mas imaginativo en lo que se hizo con Compromiso Ciudadano, me parece que lo relacionado a los ecosistemas de enprendimiento e innovación donde participo, no se hubiese perdido nada si hubiese intentado un par de cosas de las  que me abstuve por imaginar que tal vez no harían ninguna diferencia; no insistí en algunas cosas con terceros por pensar que era mejor dejar “las cosas así” y no llame a algunas personas pensando que luego hablaba con ellas.

Hoy mientras me tomo un té y reviso las cosas, me doy cuenta que lo que me molesta mas es todo eso que no se hizo, que no se habló, que no se intentó; lo que me salió mal me molesta menos, pues aprendí y ya se que paso al intentarlo.

Me parece que en esta año que viene voy a ponerle mas “locura” al asunto, voy a intentar, hacer y tratar todo lo que me parezca que debe hacerse. No tiene sentido ponerse zancadilla uno mismo, en cualquier caso es mejor esperar que alguien mas sea el que ponga el obstáculo y en ese momento ver como se soluciona no antes.

Tengo sobre mi escritorio los modelos de negocio de todas las cosas en las que participo, me voy a asegurar que están sumando valor y que son articulados entre si;  será algo así como factorizar un sistema de ecuaciones, sacare lo que redundante y ecualizare todos los términos.

En el 2019 espero aprender mas, crear mas, hacer mas, contar mas, escuchar mas y experimentar mas. Al final me queda claro que se pierde mucho mas si no lo hago.